Club de MMA en China entrena a niños huérfanos

niños huérfanos entrenan MMA en China para UFC
Club de MMA en China entrena a niños huérfanos
¡Puntúa este artículo!

Cuando el sistema no ofrece alternativas

La policía china investiga a un club de MMA del interior del país asiático, acusándolo de adoptar a cientos niños huérfanos y marginados para convertirlos en grandes estrellas de la UFC (la competición más famosa de MMA).

De la calle a los gimnasios

Un reciente documental publicado en YouTube ha hecho saltar todas las alarmas al mostrar la realidad de cientos de niños huérfanos, algunos de tan solo doce años, entrenando artes marciales y compitiendo en Chengdu, en el interior de China.

Según el fundador del club, un exagente de policía tibetano, los niños han sido adoptados legalmente y su único propósito sacarlos de la calle y darles una oportunidad de futuro para convertirlos en grandes luchadores de artes marciales mixtas. “Algunos de estos niños son huérfanos, otros fueron abandonados por sus familias y nadie quería hacerse cargo de su educación”.

Una oportunidad de futuro

En algunas de las entrevistas mostradas en el documental, los niños afirman que sus condiciones de vida han mejorado mucho tras pasar a formar parte de este club de MMA. “Aquí tenemos todo lo que necesitamos. Tenemos ropa, comida y techo para dormir”, dice Xiao Wu. “Además, la comida aquí es mucho mejor que en mi casa. Aquí puedo comer carne y huevos, mientras que en casa solo puedo comer patatas”, continúa el joven de 14 años. “Yo quiero ser como Conor McGregor”, concluye.

Algunos de estos niños afirman que su realidad no es nada fácil. “Nos despertamos pronto, después vamos a entrenar, nos damos una ducha y nos vamos a dormir. Todos los días la misma rutina. Yo lo tengo claro, algún día llegaré a competir en la UFC”, afirma Xiao Long, un niño de 14 años que entró a formar parte de la escuela hace 10 meses, tras ser abandonado por su madre.

La reacción del gobierno

Las autoridades chinas sospechan que el club de MMA se ha aprovechado de chicos menores de edad con el único objetivo de lucrarse. Según el South China Morning Post, muchos de estos niños serán retirados de sus entrenamientos para ser acogidos por el estado y recibir la educación pertinente.

Mientras tanto, el club de fútbol afirma haber enviado la documentación correspondiente para demostrar que la adopción de estos niños está dentro de la ley.

El origen del problema

Este tipo de situaciones suceden en países donde el gobierno falla en asistir a los marginados. Lo ideal sería que el gobierno local pudiera garantizar alternativas a estos niños, que tuviera políticas de inserción o formación, con fondos públicos que lo garanticen. Sin embargo, muchos países en el mundo tienen políticas muy distintas. Es en estos países donde niños marginados terminan recogiendo cualquier alternativa que se les presente.

Es cierto que estos niños están aprendiendo un arte marcial, están formando parte de una comunidad muy fuerte y es posible que la mayoría de ellos vivan ilusionados y con sueños. Sin embargo, no creo que nadie pueda debatir el hecho de que cualquiera de estos niños estaría mejor en la escuela que en cualquier gimnasio o club deportivo.


Join the Conversation