Economía compartida: baterías portátiles de alquiler

Economía compartida: baterías portátiles de alquiler
¡Puntúa este artículo!

El auge de la economía compartida

Empujada por la aparición de las bicicletas inteligentes MoBike, China está invirtiendo millones de yuanes en el desarrollo de servicios y plataformas de lo que hoy ya se conoce como Economía compartida.

¿Qué es la economía compartida?

“La economía compartida es como una incubadora. Sirve de ecosistema para que emerjan nuevos modelos de negocio.” – Wang Zhe, CEO de Ankerbox.

La economía compartida busca reutilizar productos que originalmente eran productos individuales, privados. De esta forma, diferentes empresas están creando plataformas donde los usuarios pueden compartir o alquilar sus bienes. Este modelo se basa también en la buena fe de los usuarios, en su capacidad y voluntad por proteger los productos que alquilan y comparten. Existe, por lo tanto, una responsabilidad compartida entre usuarios y empresario.

En la cima de este mercado tenemos el ejemplo de Mobike, la primera empresa en desarrollar bicicletas inteligentes y alquilarlas al gran público.

Las baterías portátiles compartidas

Las baterías portátiles o power bank tradicionales se han mostrado muy ineficientes.

La batería de nuestros teléfonos cada vez dura menos y frecuentemente tenemos que echar mano de baterías portátiles para completar el día mientras estamos fuera de casa. Sin embargo, seguro que muchos de nosotros tenemos más de dos o tres baterías portátiles en casa. Muchas de ellas probablemente sin carga. Es posible incluso que no sepamos si siguen funcionando.

Las baterías portátiles o power bank tradicionales se han mostrado muy ineficientes. A veces se nos olvida recargarlas, a veces las perdemos, a veces se nos olvida un cable. Son productos que terminan siendo un quebradero de cabeza para el usuario. Poseer una batería portátil genera más problemas que soluciones.

No siempre podemos planear nuestras salidas. A veces algunas reuniones se alargan o suceden imprevistos. A veces necesitamos soluciones ya mismo, “on the go“. Este es el tipo de mercado que pretenden cubrir las baterías portátiles compartidas. Satisfacer esa necesidad imprevista al instante.

Los mejores jugadores del mercado

Existen mayoritariamente dos modelos de negocio en este nicho. En primer lugar tenemos el modelo de los puntos de carga estáticos: estaciones de carga situadas en centros comerciales, restaurantes o demás lugares de alta confluencia de personas. En segundo lugar tenemos el modelo de las baterías portátiles compartidas: estaciones de carga fijas que dispensan baterías portátiles a cambio de una fianza.

El primer modelo está liderado por Xiaodian, una startup que cuenta con el apoyo de Tencent. El segundo modelo está liderado por Anker (o Ankerbox en Estados Unidos), una startup que cuenta con el respaldo de IDG y Sunwoda.

Cómo funciona AnkerBox

Anker ofrece estaciones de carga capaces de dispensar baterías portátiles completamente cargadas a los usuarios. Tan solo hace falta escanear el código QR que aparece en cada estación para que se nos asigne una batería automáticamente. Además, gracias al predominio de las Aplicaciones Hub en China, no tenemos que descargar ninguna aplicación extra para utilizar estos servicios.

Tras escanear el código QR de la estación de carga, el usuario debe depositar una fianza de 100 RMB a devolver tras el uso de la batería. Las baterías portátiles de Anker tienen una capacidad de 6750 mAh y vienen equipadas con cables de carga para iPhone y Android. Las baterías de Anker se pueden devolver en cualquier estación de carga de la marca.

Los precios de uso son irrisorios: la primera hora de carga es gratuita, al superar estos tiempos se cobra 1 RMB por hora de carga (poco más de 15 céntimos de euro), hasta un máximo de 10 RMB por día. Al igual que sucede con el ejemplo de MoBike, el objetivo de estas startup es conquistar el mercado primero, conseguir abastecer de baterías portátiles al máximo número de usuarios antes de buscar el enriquecimiento.

El futuro de las baterías de Anker en China

Anker planea disponer de más de 5 millones de baterías portátiles en todo el territorio chino antes de que acabe el 2017. De esta cantidad, más de 4 millones de baterías quedarán dispersadas entre las cuatro principales ciudades del país: Beijing, Shanghai, Guangzhou y Shenzhen.


Join the Conversation