Whatsapp: un monopolio tóxico para la innovación

Whatsapp es una mala aplicación para la innovación
Whatsapp: un monopolio tóxico para la innovación
¡Puntúa este artículo!

Un muro a la innovación en Occidente

La aplicación de mensajería más grande de Occidente no para de crecer. Hoy en día más de 1.200 millones de usuarios utilizan la aplicación WhatsApp regularmente. Sin embargo, el mercado de aplicaciones en Occidente está sufriendo un bloqueo a la innovación tremendo.

El origen innovador de Whatsapp

WhatsApp supuso un cambio generacional en la forma de comunicarse dentro de la sociedad.

La aplicación se lanzó oficialmente en 2009. En aquel entonces, poder comunicarse con otras personas utilizando tan solo una conexión a internet fue revolucionario. WhatsApp supuso un cambio generacional en la forma de comunicarse dentro de la sociedad. Tal fue su éxito y su acogida, que hoy WhatsApp ha conquistado a más de 1.200 millones de usuarios activos en todo el mundo.

WhatsApp y su bloqueo a la innovación

Tras más de 8 años, Whatsapp sigue siendo una simple aplicación de mensajería instantánea

Sin embargo, WhatsApp nunca ha sabido reinventarse. La aplicación de mensajería instantánea sigue siendo una aplicación de mensajería instantánea tras más de 8 años después de su lanzamiento. WhatsApp ha incluido algunas nuevas funcionalidades que han sido muy bien recibidas, como la transmisión de documentos y las llamadas de voz y vídeo. No obstante, estas funcionalidades han llegado tarde, muy tarde.

Las nuevas Aplicaciones Hub

Consumen menos memoria, menos batería y funcionan mucho más rápido.

Es engorroso cambiar de aplicación y recordar qué aplicación sirve para cada cosa, lo que lleva a los usuarios a utilizar cada vez menos aplicaciones. La gran mayoría de usuarios pasamos nuestro tiempo utilizando siempre las mismas aplicaciones, dejando que aplicaciones secundarias ocupen espacio en nuestro teléfono innecesariamente.

Las Aplicaciones Hub son aquellas que consiguen integrar múltiples servicios o mini programas dentro de una misma aplicación. No se trata meramente de aplicaciones de mensajería instantánea, o de llamadas en línea, sino que también ofrecen servicios de agencia de viajes, comida a domicilio, pago de impuestos, noticias, entradas a eventos, red social, etcétera. Se trata de aplicaciones todo en uno.

Las Aplicaciones Hub en Asia

China lidera hoy en día el mercado de las aplicaciones y la innovación tecnológica.

Tanto Alibaba como Tencent, las dos empresas tecnológicas más grandes del país, disponen de sus propias Aplicaciones Hub. Por un lado, Alibaba dispone de Alipay, una aplicación que surgió como un sistema de pagos a través del móvil que hoy se ha ido expandiendo ofreciendo multitud de servicios, desde compras de comida a domicilio, hasta pago de impuestos o incluso mensajería instantánea. Por otro lado, Tencent dispone de WeChat, quien tuvo un origen similar a WhatsApp en Occidente.

Wechat surgió como una aplicación de mensajería instantánea que ganó adeptos rápidamente. A día de hoy, WeChat es el ejemplo más claro de Aplicación Hub que existe en el mercado. WeChat permite realizar pagos en línea de cualquier tipo, desde transacciones bancarias hasta pago de impuestos o compras en el supermercado. Además, puedes comprar billetes de avión, tren, o autobús desde la misma aplicación. ¡O incluso paquetes turísticos completos! Por si no fuera suficiente, la aplicación te permite pedir comida a domicilio, taxis, o comprar entradas de cine.

Mientras tanto, en Occidente, seguimos estancados en aplicaciones anticuadas como Facebook o Whatsapp, aplicaciones muy sencillas y cómodas, muy asentadas en la sociedad, que están bloqueando el progreso y la aparición de nuevas startups.

El funcionamiento de una Aplicación Hub

Muchos de estos servicios complementarios surgen de la cooperación entre diferentes páginas y plataformas

Los servicios ofrecidos por las aplicaciones hub no tienen por qué ser servicios propios, sino que muchos de estos servicios surgen de la cooperación entre diferentes páginas y plataformas. Por ejemplo, WeChat ha llegado a un acuerdo con MoBike para que las bicicletas inteligentes puedan desbloquearse desde WeChat, sin necesidad de instalar la aplicación propia de MoBike. Otro ejemplo es el acuerdo entre Tongcheng (agencia de viajes china) que ha llegado a un acuerdo con WeChat para que esta integre servicios de contratación de transporte dentro de su aplicación.

De esta manera, los servicios complementarios siguen estando operados por sus respectivos dueños, sin embargo, utilizan plataformas únicas para su promoción y distribución.

Un monopolio indispensable

“Cuando tienes un millón de dólares eres una persona afortunada. Cuando tienes mil millones, tienes una responsabilidad” – Jack Ma

Para poder implementar este tipo de aplicaciones, es fundamental que el producto cuente con una fuerte base de usuarios. Debe existir un producto líder indiscutible, con un fuerte atractivo y poder de negociación. Pero también debe estar abierto a nuevas oportunidades. Es responsabilidad de cualquier empresa líder en el sector el participar en el cambio de la sociedad y luchar por conseguir mejorarla. Como dijo Jack Ma, el multimillonario fundador de Alibaba, “cuando tienes un millón de dólares eres una persona afortunada. Cuando tienes mil millones, tienes una responsabilidad.”

El futuro de Whatsapp

La gran revolución de Whatsapp para 2017 es la aplicación de un “modo nocturno”.

Las últimas novedades de la aplicación hablan de cambios revolucionarios. Sin embargo, basta con echarles un pequeño vistazo para darse cuenta de que el progreso y la innovación tecnológica en Occidente siguen sufriendo un bloqueo brutal. La gran revolución de WhatsApp para 2017 es la aplicación de un “modo nocturno” y la aplicación de un “navegador interno”, funcionalidad que Twitter y Facebook llevan implementando desde hace años.

La tecnología y la innovación pueden mejorar la vida de las personas, sin embargo, el equipo dirigido por Mark Zuckerberg parece haber olvidado sus orígenes.


Join the Conversation