Buceo en China

El buceo es cada día un deporte más demandado por los turistas que buscan experiencias adicionales durante sus viajes. En muchos países, el buceo se ha convertido en la actividad turística principal, organizando viajes de buceo a diferentes spots o puntos de inmersión. Países asiáticos como Tailandia, Filipinas o Malasia lideran los rankings de turistas submarinos, aquellos que planifican sus vacaciones en función de lo que encontrarán bajo el agua

China no es un país especialmente activo en cuanto a submarinismo y actividades acuáticas. A pesar de ser un país con kilómetros de costa, los mares que bañan el país asiático no destacan por su abundante vida marina.

No obstante, existen varios centros de buceo en China que se dedican a enseñar este deporte y planificar inmersiones por los diferentes rincones que permite practicar este deporte.

Pero, ¿dónde podemos bucear en China? Vamos a explicar dos puntos de inmersión para sumergirnos en aguas chinas.

Buceo en Shi Cheng

A unos 400 km de Shanghai, encontramos el Lago de las Mil Islas (Lago Qiandao). Este lago artificial tiene una curiosa historia detrás y es que el gobierno chino decidió allá por los años 60, inundar toda esa zona para la construcción de la presa. Todas las ciudades y pueblos ubicados en esa zona tuvieron que trasladarse para dar paso al maravilloso Lago de las 1000 islas.

Este lago, llamado así por los cientos de islotes que siguen en superficie, tiene un tesoro bajo sus aguas. Varias ciudades milenarias se esconden a más de 25 metros de profundidad, siendo uno de los puntos de inmersión más extraordinarios del mundo por la mística que lo envuelve. La ciudad sumergida de Shi Cheng fue fundada hace más de 1.800 años y tuvo que ser abandonada tras el plan del gobierno chino, dejandola intacta tras la inundación.

Esta inmersión llena de misterio implica un alto nivel para los buceadores ya que la baja visibilidad hace que muchas veces no podamos apreciar nada bajo el agua. A pesar de la baja visibilidad de la zona, bucear en Shi Cheng (China) se ha convertido en una de los puntos de inmersión más demandados por los buceadores. Edificios, calles, comercios o esculturas nos esperan en una inmersión diferente y llena de recuerdos e imaginación.

estatua ciudad sumergida shi cheng

Bucear en Pedro Blanco

Pedro Blanco es un punto de inmersión que pertenece a Hong Kong y es uno de los más atractivos para bucear. Este spot ubicado a unos 60 kilómetros al sudeste de Shenzhen es famoso por su coral y por una buena vida marina. Se tardan unas dos horas en barco desde Shenzhen y, para bucear en este lugar, los centros de buceo chinos solicitan el Advanced Water Diver o un mínimo de 30 inmersiones registradas en nuestro diario de inmersiones.

Según advierten los centros de buceo de Shenzhen, el paseo en barco suele provocar mareos ya que es bastante largo y pesado. No obstante, el punto de inmersión es el mejor de China, por lo que merece la pena.

Precios

En Pedro Blanco, el día de buceo cuesta 2.300 yuanes (290€) e incluye 3 inmersiones y el transporte de ida y vuelta en barco.

En Shi Cheng, ofrecen paquetes de fin de semana con varias inmersiones para amortizar el viaje desde Shanghai (400 km). El precio es de 3280 yuanes, unos 426€.


Join the Conversation